jueves, 19 de julio de 2012

CEREBRO Y SENTIMIENTOS
El cerebro esta construido por la evolución del ser humano, el que en un comienzo fue primitivo, reptiliano o instintivo, en este inicio los humanoides desarrollamos los instintos por la supervivencia, lo que nos caracterizo de los demás seres vivos; seguidamente y en el transcurso de millones de años se nos regalo mediante la evolución, el desarrollo de los cinco sentidos, mediante los cuales fuimos captando experiencia, las que a su vez y mediante una respiración profunda fueron gravadas en el subconsciente; con el subconsciente alimentado de experiencias se empezaron a desarrollar los sentimientos, aun hoy continuamos desarrollando el cerebro sentimental y es el que al final cuando lo manejamos en forma inadecuada nos hace daño, tanto a nosotros como a la naturaleza y a nuestros semejantes. Hoy nos encontramos prestos al próximo paso evolutivo cerebral.
Tratare con este humilde trabajo, producto de muchas lecturas, análisis y conclusiones, de diferentes autores, a lo largo de la humanidad, como las Comunidades Esenias, Paracelso, Hermes Trismegisto, el hermano Jesús, Freud, y muchos tratados nuevos sobre la medicina de lo mas pequeño o quántica ( aquellos hombres de la ciencia del futuro, los que hoy están perfeccionando el nano-robot, para ser inyectado a los seres humanos y corregir enfermedades, ej. El cáncer, y así otras muchas enfermedades que han aquejado al ser humano), así mismo aquellos que se han preocupado por demostrar que el ser humano se encuentra dentro de una gran mente inteligente, que somos imagen y semejanza de Dios, por lo tanto que somos dioses en transición. Aquellos que quisieron demostrar que somos apenas parte de un todo como el maestro Albert Einstein, a todos ellos profeso una profunda admiración, más algunos que se me escapan. Hoy somos la resurrección de sus conocimientos y pedagogías de todos esos grandes maestros.
PERSEPCION: es una proyección de los sentimientos hacia la realidad
REALIDAD: es la proyección de la mente por las experiencias adquiridas, por medio de los sentidos; la mente es la unión de las experiencias, los sentimientos y el subconsciente, expresadas por medio de ideas las que se pueden materializar, bien sea para construir o destruir, para mejorar o desmejorar los sentimientos. Cuando los sentimientos se aceleran, cambian y alteran el funcionamiento de la estructura genética.
LA PERSEPCION es espiritual o lo mismo que una construcción holográfica de la realidad; mediante la unión de los sentidos, los sentimientos y las experiencias crean la mente, la mente se virtualiza formando ideas, las que pueden mejorar, desechar o permanecer en el cerebro y pueden ser positivas o negativas; se proyectan realidades positivas cuando materializamos los sentimientos en beneficio de la materia, trasformándola en cualquier sentido, bueno o malo, igualmente pueden establecerse en el cerebro para el buen funcionamiento del cuerpo.
Si son negativas, se proyectan de esa forma, brillan los sentimientos negativos y tienen el suficiente poder para distorsionar la materia encarcelando la energía negativa en nuestros órganos causándonos a la larga enfermedades, convirtiéndola en una realidad invertida o sea en contra del ser, así mismo pueden permanecer en el cerebro distorsionado la mente, cambiando nuestra propia realidad, obligándonos a hacer acciones involuntarias ( es cuando decimos que nos traiciono la mente).
El cerebro es solo placer, solo acepta realidades placenteras ej: le fastidia una comida podrida, seguro lo cambiaria por un rico dulce, al cerebro le encanta una buena música, no acepta el ruido de las bombas, ni las explosiones, ni el ruido estruendoso, al cerebro le fascina que se le mimen con un buen tacto al tocar una seda o la piel de un niño, no le gustan las cosas ascosas, al cerebro le gustan los buenos olores, fragancias suaves mas no le gustan los olores fuertes, podredumbre etc., al cerebro le gustan las cosas lindas se extasía mirando paisajes floridos mas no le gustan las cosas feas , ej, carne en descomposición.
Teniendo en cuenta que el cerebro solo admite placer y desecha las cosas malas, razón por la cual los sentimientos negativos prolongados son desechados, o como realidades ( hacia afuera, hacia el mundo exterior de nuestro cuerpo), convirtiendo estas en acciones nocivas para nuestros semejantes o para la naturaleza Ej. Expresamos el odio, la ira, la rabia, en venganza, violencia, en violaciones o a lo mejor nos hacemos daño nosotros mismos o hacia adentro, al basurero del cerebro, nuestro cuerpo, como enfermedades y malestares.
Un ejemplo claro lo expongo a continuación:
Todo empieza con la intolerancia; en la cual no admitimos que, nuestros semejantes piensen y actúen diferente a nosotros, si la intolerancia se acelera, (vibra a frecuencias altas), el próximo puerto es el resentimiento; el resentimiento es una sobrecarga eléctrica de un sentimiento, que permanece estática, sigue vibrando a altas frecuencias dentro de nuestro cerebro pero esta estática, esperando explotar, en este estado el resentimiento se torna peligroso para nuestro cuerpo, causándonos malestares, dolores de cabeza constantes, al acecho de cualquier oportunidad que se le dé para acelerarse eléctricamente, vibrar en frecuencias mas altas, se dispara y nos introducimos al odio, sentimiento maligno. El odio es una pasión ciega y arraigada en el corazón viciado por el capricho, por la envidia, por las pasiones; un afecto que en ningún caso deja de ser bajo e indigno de un ánimo honrado y generoso, un odio constante siempre desemboca en un cáncer. El odio además nos genera otros sentimientos malignos, la rabia por ej. La que es una incapacidad, es que nuestro cerebro se frena, se congela, si pudiéramos mirar hacia adentro veríamos como un corto circuito, destellando chispas muy próximo a la ira, estado en el cual el cerebro se nubla totalmente hasta no permitirnos ver nuestro contorno, (de una ira intensa sufriremos lesiones cardiovasculares o infartos del miocardio ). Estos sentimientos mal-sanos y mal controlados por nosotros, no hacen daño a nadie, el daño es para nuestro cuerpo ya que el cuerpo es el basurero del cerebro y al cerebro no le gusta que lo dañen.
Otro sentimiento mal-sano pero menos que los anteriores es la gula; sentimiento de poco control sobre las comidas, es por un estado de ansiedad, estado de nerviosismo y de miedos para enfrentar situaciones, así mismo en este sentimiento pretendemos hacernos daño lentamente, la actividad eléctrica del cerebro disminuye, por lo tanto las funciones químicas, disminuyendo el metabolismo, regulado por la tiroides, causándonos, pereza y somnolencia y haciendo que las grasas se acumulen dando como resultado diversas enfermedades.
Miremos cómo sentimientos positivos, pero mal manejados y desequilibrados nos pueden conducir a sentimientos negativos; el amor es un sentimiento puro de inconmensurable ternura de aceptación por nuestro prójimo, por la naturaleza, que nos lleva al estado mas puro de equilibrio mental, la humildad y con ésta a la paz, como estados de conciencia en la identificación de nuestra cosmogonía con respecto a los seres humanos y a la existencia como transiciones divinas con fines específicos en esta vida. Pero el amor desfasado y subido eléctricamente, nos conduce a la posesión de las personas u objetos, incorporándonos, egoísmo, celos ataduras con las demás personas, pretendiendo que son nuestras, sentimientos estos últimos que desequilibrados nos llevarían a la intolerancia, al resentimiento y ellos a la venganza, la rabia y la ira con los cuales podríamos enloquecer, atentar contra otras personas o contra nosotros mismos, en otras palabras nos transformaría en seres violentos.
Esto lo presento a manera de ejemplos, para mostrar la complejidad de nuestro cerebro de cómo la mayoría de las veces debemos darle vacaciones a nuestra mente, porque la mente, la mayoría de las veces nos traiciona de tal manera que regularmente pensamos de una forma y actuamos de otra. Por eso mis amigos debemos tener un cuidado especial con nuestro cerebro y tratar al máximo de controlar nuestros sentimientos. Pero mientras aprendemos como frenar un sentimiento al menos debemos engañar la mente, haciendo cosas que a ella no le gusta.
Tal vez cuando logremos entender que la percepción hace parte de la física quántica ( yo la llamo física espiritual o de otro universo ) nuestra raza empiece a desaparecer y solo queden los mas avanzados en el verdadero cultivo del cerebro. Que también conozcan como viaja la energía por nuestro cuerpo a través de la columna vertebral hacia el cerebro y del cerebro hacia el cuerpo en forma de micro hercios y de cómo esa energía es conducida por filamentos ( neuronas ) especiales , en forma espiralada hasta llegar al vástago cerebral, para ser luego distribuida en diferentes frecuencias ( micro hercios ) creando los sentimientos, los que en respuesta y coordinadamente con el subconsciente, forman la mente y ella las ideas, es así como cada sentimiento maneja una frecuencia vibratoria diferente, si aceleramos dicha frecuencia y llegamos al limite de tolerancia soportada por el cerebro, debemos frenar, perdonarnos y retomar la vibración cerebral normal ( es como un carro a la máxima velocidad, si captamos un peligro debemos ir frenando hasta poder eludir el peligro) así mismo si des-aceleramos dicha frecuencia nos aproximamos a un sueño profundo, desconectando así los sentidos, uno a uno, llevando la frecuencia vibracional a 0,1 hercio, en este estado dormitamos, los sentidos no están alertas a captar experiencias, no podremos llevar nuestra frecuencia a un cero absoluto, porque se borrarían todos nuestra archivos y quizás nunca volveríamos a despertar
(coma ). En las frecuencia de 0,1 a 28 micro hercios se calibra el cerebro, por eso a veces sentimos temores, miedos odio, rabia, alegría, amor, pasión ( sentimientos ). Cuando las vibraciones cerebrales llegan a la máxima frecuencia estamos al borde de un desequilibrio, de seguir sin freno, iríamos directamente a las enfermedades, a los crímenes, a la violencia y finalmente a la locura o la muerte.
Si logramos calibrar nuestro cerebro en 18 hercios, mediante un ejercicio fuerte, una meditación profunda, una oración sincera o escuchando música tríbada (clásica suave), con aromas agradables o sea, mimando al cerebro, dándole lo que mas le gusta, el placer. Cuando alcancemos los 18 micro hercios estaríamos en el pico ideal de la vibración cerebral, vibración ideal para un máximo de producción, momento mágico para la inspiración, es donde el escultor, el pintor, el músico, el escritor, el artista logran sus mejores creaciones y es el momento donde los seres humanos podemos comulgar con la fuerza creadora.
Bueno tal vez algún día la humanidad con su mente creadora y bien desarrollada pueda viajar concientemente a través de la conciencia divina o conciencia universal, seguramente para ese entonces las distancias ya no existan, porque entenderemos que la fuerza creadora esta aquí y ahora, siempre ha estado, al fin entenderemos que somos apenas una partecita de un todo, que pertenecemos a esa gran mente inteligente que es el cosmos y que las barreras que hoy nos atajan, se podrán franquear, entenderemos que como es arriba es abajo, que las distancias solo nos las da el tiempo, el que a su vez crea el espacio y que el tiempo y el espacio, son una ilusión, que no existen que son el producto de nuestra mente, entenderemos que todas las dimensiones están aquí y ahora, que todos somos uno como intento durante toda su vida demostrarlo el maestro ALBERT EISTEIN . Su máxima creación fue aproximarse a la velocidad de la luz, en la que una partícula viaja sobre una onda a trescientos mil kilómetros por segundo, hoy puedo hacer otros ejercicios como ir multiplicando la velocidad de luz por dos lo cual acortaría las distancias que nos separan del resto del cosmos, pero si continuamos con este ejercicio de seguir multiplicando por dos los resultados obtenidos, lograríamos en un momento determinado atrapar todo el cosmos en nuestra mente con lo cual podremos decir que el universo con toda su materia y su energía son mentales; es apenas mi teoría vista desde el poderoso cerebro, no se si pueda pasar muchos miles de años, hasta que alguien que maneje a la perfección el cerebro pueda demostrarla. Todo esta unido por el cordón de plata como lo aseguro el iluminado LOBSAN RAMPA.
A propósito los Lamas creen y conciben el cosmos como 7 círculos en los cuales el primero o circulo exterior esta la creación, el segundo es para seres imperfectos almas o personas rastreras que se han negado a ascender o trascender ( allí encontramos otra vez el trabajo del cerebro, ahora lo entenderán), en el tercer circulo estamos nosotros, aprendiendo como dioses en transición, mediante todas las experiencia y el libre albedrío, escogemos si trascendemos o seguimos en un circulo vicioso o también si descendemos al segundo circulo; el cuarto circulo ( o cuarta dimensión) esta para quienes quieran generar conciencia y se nos da encarnados o desencarnados, el quinto circulo se da para quienes han sido maestros y han logrado tener un alto grado de conciencia en sus vidas, el sexto circulo se da para muy pocos ( los católicos lo llamarían arcángeles, tronos o potestades, o sea de las huestes celestiales) y el séptimo circulo es reservado solo para la energía divina Nirvana para ellos( Dios ) o energía creadora y pura, la cual se ha purificado mediante experiencia en todos los anteriores círculos, inalcanzable para los seres humanos corrientes esto se da en la mente cósmica. Nosotros somos a imagen y semejanza de Dios por lo tanto somos Dioses en transición. A demás los lamas y los vedas que los 7 círculos, están en nuestro interior, comenzando desde el chacra del bajo vientre subiendo toda la energía vital por el resto de círculos o chacras, hasta llegar a nuestra conciencia o el chacra invertido, el que apunta hacia arriba y que nos comunica si queremos con el cosmos.
Por otra parte y para hacer una aclaración, la evolución se fue forjando por los diferentes cambios geológicos, astronómicos y climáticos que en sus épocas logro experimentar el ser humano, experiencias obligadas para la sobrevivencia, aquí juega un papel importantísimo el cambio climático, cambios que ha tenido nuestra tierra a lo largo de su historia por diferentes causas pero con los mismos elementos y en ciclos repetidos entre millones de años; obligaron a los seres vivos a adaptase a esos cambios de climas que dieron como producto al hombre actual, después de duras luchas, de exterminio de especies que no aguantaron la brusquedad de los cambios, podemos decir que las especies vivas en la actualidad ganamos esa lucha hasta hoy, tal vez esa vivencia le falto al maestro Darwin para complementar su evolución de las especies. Estamos ahora experimentando un nuevo ciclo de cambio climático para ser nosotros el soporte evolutivo del hombre del futuro
jairvalenciagaspar@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada